Navidad 2022

Un pensamiento en pandemia….

CALLAO
Iluminación de Navidad en Gran Vía

En unos momentos en que todos necesitamos la catarsis post pandémica, llega una nueva variante de un virus que ha venido para quedarse. Llega una nueva navidad, acecha una nueva variante del virus y pretendemos hacer una vida normal. Tenemos que escoger entre ahogar la economía con nuevas restricciones a la movilidad, entre seguir con la boca y la nariz protegidas por una mascarilla de protección y mantener una distancia de seguridad de un metro y medio o hacer vida normal y aceptar las consecuencias económicas de que nos restrinjan la movilidad y los negocios de a pie de calle se vean afectados.

Ayer paseando por el centro de Madrid, me di cuenta de que todo nos da igual. Que muera el que tenga que morir. La aglomeración de personas era exagerada, hasta el punto que tuvimos que volvernos y salir de allí al ser imposible caminar sin que te rozaran una y otra vez los viandantes. Todo nos da igual. Si me contagian me AGUANTO ¿Pero podrás aguantar cuando contagies y muera algún familiar por tu afán de salir?

Descansando, compartiendo virus en Sol, Madrid.

Deja un comentario